Logo restaurantes.info
Café Kafka - Barcelona

Café Kafka - Barcelona

Born to Bistró

  • Barcelona
  • Ver web
  • Se unió en Julio de 2013
A este negocio sólo se le puede contactar vía email.
Por favor, utiliza el formulario para contactar con la persona que te atenderá.



Café Kafka es un restaurante situado en Barcelona, provincia de Barcelona. La ficha de Café Kafka contiene la siguiente información: Características, fotos, mapa de situación, web, teléfono y más información como tipo de comida ofrecida, ambiente del local público ideal, equipamiento, precios y menús, calendario y horario, ubicación territorial, platos típicos y especialidades
Busca vuelos baratos a Café Kafka mientras planificas tu viaje. Te ahorrarás mucho si lo haces con tiempo.
Si lo necesitas, también puedes buscar créditos online y créditos rápidos para tu viaje, que podrás pagar cómodamente durante todo el año.


Información

Dirección
Fusina, 7
Barcelona, 08.003
Barcelona
Teléfono
Ver teléfono
Gerente
Bernardo Dieguez
Chef - Jefe de cocina
Fernando Poveda

¿Eres el propietario?

Valida tu ficha y consigue más clientes

Consultar disponibilidad

¡Qué pena! No podemos garantizarte la disponibilidad en este lugar, aunque pronto te la garantizaremos.

De momento ¿qué te parece si te proponemos alternativas que sí podemos garantizarte?

Restaurantes cerca

Bobo Pulpín

Pulpería clásica y familiar y tapas de toda la vida en Barcelona
En Barcelona, a 0.56 Km.

L'anfora

la comida vegana también puede saciar
En Vilafranca del Penedès, a 40.42 Km.

Bodega J.Miquel Jané

Enoturismo y Gastronomia
En Font-rubí, a 45.11 Km.

Ultramarinos

Tapas - Cocktail - Restaurant - Bar
En Barcelona, a 1.08 Km.

Fotos de Café Kafka

  • Descripción de Café Kafka

    CAFÉ KAFKA: CALIDAD Y AMBIENTE COOL EN EL BORNE.

    Al abrigo del centenario Mercat del Born, reabre sus puertas el restaurante CAFÉ KAFKA. Con nueva dirección, equipo y propuesta gastronómica, el local de la calle Fusina 7, inicia una nueva etapa.

    Bajo el literario nombre de Café Kafka, el local se presenta como un cosmopolita bistró de ambiente bohemio y acogedor que aspira a dar confortable refugio y buena mesa.

    Karel Schröder, su nuevo propietario, ha creado las condiciones para que encuentre acomodo una clientela de lo más diversa: gente joven, viajeros curiosos, o sibaritas urbanos de todas las edades que reflejan el estilo de vida de un barrio de Barcelona que se compara a menudo con el neoyorkino Soho o el parisino Le Marais.

    Este emprendedor financiero nacido en Barcelona, M.B.A. IESE, abogado e inversor, enciende con convicción la mecha de un nuevo proyecto de restauración a su manera, con el aval de experiencia adquirido en sus terrazas Adriático en Barcelona y Marina Playa en Ibiza. La manera de Karel Schröder tiene que ver con las esencias: las mejores materias primas en el plato, elaboradas con respeto y sencillez; una decoración creativa, protectora y hospitalaria con el cliente; los mejores vinos y licores en las mesas y en la barra de copas; una iluminación mágica e íntima, y la música de los grandes referentes musicales de la chanson francesa y la canzone italiana, administrada a niveles que permitan una íntima conversación.

    EL EQUIPO.

    Para conseguir tan ambicioso y agradable plan, Schröder se ha hecho con un equipo de profesionales que destacan por su juventud y simpatía, pero también por su profesionalidad. Lleva la batuta el inefable Bernardo Diéguez, responsable del local, generador de motivaciones y lealtad entre empleados y clientes y capaz de rastrear el mercado hasta dar con la mejor alcachofa posible.

    En la cocina, la juventud de Fernando Poveda (24 años), no es obstáculo para que imponga su oficio de chef. Poveda, que se inició en las artes culinarias en el prestigioso Hoffman –de donde salió como numero uno de su promoción– llega proveniente del restaurante Montjuïc El Xalet donde, a pesar de su corta edad, ha ejercido como cocinero durante los últimos tres años.

    A cargo de “los pequeños detalles que cuentan” – según sus palabras – se halla Gaby Shröder. Los uniformes, el menaje, coordinación de la imagen gráfica, el seguimiento de la página web y las redes sociales son esos pequeños detalles que contribuyen a la armonía estética y al dinamismo de un proyecto y en los que Gaby aplica su dedicada gestión y buen gusto.

    LA COCINA

    Cómplice y acólito de las maneras de Karel Schröder, Fernando Poveda pone en la selección de las materias primas todo el mérito culinario del restaurante y su empeño en las cocciones sencillas, que ponen en valor la espectacularidad de las materias. Los proveedores son locales y de confianza, a excepción de algunos caprichos, como la ternera –de León–, o el Jamón Ibérico de Recebo –con mayúsculas por su excepcionalidad– procedente de Valle de los Pedroches, en Córdoba. La pasta es fresca, muy variada y se cuece al dente; las verduras, el pescado y el marisco se escogen personalmente cada día en los mercados proveedores. Y todo se hace al momento.

    Los tartar de carne y de pescado forman parte de los platos más afamados del Café Kafka, algo que se explica porque tanto la carne como el pescado se pican a cuchillo, en la cocina del restaurante. Por el mismo motivo, una merluza se puede degustar en lomos, en medallones o en tronco, a gusto del cliente. El solomillo de ternera, con salsa de vino tinto y foie poêlé, o el solomillo de buey con alcachofas horneadas y patatas paille también son grandes éxitos, que conviven en la carta con platos sencillos como los huevos estrellados con virutas de ibérico o los corazones de alcachofa laminadas fritas con mostaza; platos que acercan la carta a todos los bolsillos y que son la clave del éxito de su ambiente que mezcla generaciones y diversidades.

    Para los muy caprichosos se ofrece caviar iraní Beluga “000” o Chatka de Cangrejo ruso Imperial a precios muy razonables, y para antojos más sencillos queda el marisco, siempre vivo y según mercado, como las navajas, las almejas y ostras gallegas, la cigala y el bogavante. Pensando en fidelizar al cliente, los precios son justos y las raciones abundantes.

    La selección de vinos tiene en cuenta a los grandes clásicos, igual que en los licores no faltan los mejores destilados. Maltas, ginebras, o el mejor cognac francés son culpables del éxito nocturno de la barra, que de jueves a sábado permanece abierta hasta las dos de la madrugada. La satisfacción del cliente es el objetivo de este restaurante y el motivo que ha llevado a la dirección a alargar durante el fin de semana el usual horario de martes y miércoles que es hasta las 11,30. Cierra el domingo y el lunes.

    LA DECORACIÓN

    Para la decoración, Schröder ha confiado en el buen gusto y la originalidad de Yolanda Vilalta y Helena Jaumá que a partir de los restos de dos viejas mesas que encontraron en el local, han sido capaces de crear una atmósfera que atrapa por su creatividad y su belleza, respetando la estructura original de un espacio histórico.

    Con materiales cálidos, muchos de ellos reciclados –como la lámpara Sputnik de los años 50, con multicolores portalámparas, que flota sobre la sala– han recreado un cálido ambiente, a medio camino entre un hogar excéntrico, un café literario y un bistró de Saint Germain. En las paredes, los anaqueles ofrecen libros clásicos entre boisseries y molduras sobre las que titilan originales puntos de luz y dispares espejos. El suave terciopelo es el tejido de los asientos: sofás en rojo oscuro recorren el perímetro del comedor y se enfrentan a sillas vintage tapizadas en ocre y verde antiguo con estudiado desorden.

    Las mesas, cuadradas y pequeñas, tienen superficie de cristal pintado y cantos de latón claveteado y se apoyan en simples patas de hierro, réplica y homenaje a las que permanecían en el local y sirvieron de partida para la decoración. Están pensadas para jugar a los puzzles, siempre en perpetuo movimiento para dar asiento a parejas solitarias, amigos íntimos o familias reunidas y que se sientan como en casa.

    La barra llama la atención por su divertido despliegue de lámparas. Bombillas de carbono y globos multicolores de opalina dejan bailar sus gotas de luz ante una pared de espejo, surtida con la mejor licorería que existe para el copeo. No falta la tradicional carta de sugerencias del día escrita a mano sobre el cristal, ni el sinuoso y suave perfil de madera que llama a acodarse en ella, bien instalado sobre los preciosos taburetes de ratán multicolor fabricados en Francia sobre diseños de las decoradoras, con generosos respaldos y altura perfecta. La base de la barra, que recorre de punta a punta el local, está decorada con piezas que recrean los embellecedores de las chimeneas americanas, fabricadas a partir de dos placas de hierro antiguas encontradas en un derribo.

    Los baños son un divertimento kitsch que el equipo de decoración ha creado con humor y atrevimiento. Llaman la atención los fluorescentes, más propios de un bar de carretera, que distinguen con luz roja o azul los kafkianos aseos para ellos y para ellas, con las paredes decoradas sobre fondos de color. En el exterior, un despliegue de espejos antiguos y desparejados, alternan con flores doradas, recortadas de empapelados vintage que acentúan la mezcla de estilos y contribuyen al ambiente sorprendente de la pieza, que se remata por un enorme cuadro que encajaría en un boudoir.

    Algunos elementos reciclados, como una enorme montura de gafas, luminoso que un día presidió la fachada de una óptica, o el perchero de una escuela, rinden homenaje a uno de los más grandes escritores europeos, Franz Kafka, que además de buena literatura nos dejó un mundo –el kafkiano– particular.

    Encendido por el sol que lo inunda desde la amplia cristalera con vistas al edificio modernista de hierro que dio cobijo al Mercado del Borne; o en la cálida penumbra que lo envuelve en las horas nocturnas, el Café Kafka seduce, como una fulgente y joven estrella, a la gente más cool de esta ciudad abierta y mediterránea, vanguardista, bohemia y cultural que es la Barcelona del siglo XXI.Horarios:

    Martes a Miércoles: 13:30 a 16:00 hrs. y 20:30 a 23:30 hrs.

    Jueves a Sábado: 13:30 a 16:00 hrs y 20:30 a 2:00 hrs.

    Domingo y Lunes cerrado.



    ¿Truco o trato? Pero con nosotros, siempre el mejor servicio. ¿Comer en Barcelona para grupos? Nuestro restaurante ofrece esa posibilidad. Café Kafka es la mejor opción para las empresas que buscan un restaurante para organizar una cena. Nuestras instalaciones son óptimas para acoger familias con niños. Disponemos de unas instalaciones óptimas para celebraciones familiares. ¿Es usted vegetariano? En Café Kafka disponemos de platos para usted.
  • Mapa de situación de Café Kafka

    El restaurante Café Kafka está representado su ubicación en el mapa con el siguiente icono , además para tener una idea más ajustada del territorio hay dibujados un círculo pequeño situado a 500 metros de él, y otro más grande 1 km. alrededor.

Características de Café Kafka

Ambiente del local

  • Acogedor
    Acogedor
  • Diseño
    Diseño
  • Curioso
    Curioso
  • Encanto
    Encanto
  • Moda
    Moda
  • Bonito
    Bonito

Tipo de cocina

  • Cocina de mercado
    Cocina de mercado
  • Española
    Española

Equipamiento

  • Aire Acondicionado
    Aire Acondicionado
  • Terraza
    Terraza
  • Reservados
    Reservados
  • Internet Wifi
    Internet Wifi
  • Reservas Online
    Reservas Online
  • Aparcamiento
    Aparcamiento
  • Acceso Minusvalidos
    Acceso Minusvalidos

Horarios

  • Abiertos en Agosto
    Abiertos en Agosto
  • Cenas Empresa Navidad
    Cenas Empresa Navidad
  • Abiertos Nochebuena
    Abiertos Nochebuena
  • Abiertos Nochevieja
    Abiertos Nochevieja
  • Fin de Año
    Fin de Año
  • Halloween
    Halloween
  • San Valentín
    San Valentín
  • Abiertos los domingos
    Abiertos los domingos
  • Abierto los mediodías
    Abierto los mediodías
  • Abierto las noches
    Abierto las noches
  • Abierto para carnavales
    Abierto para carnavales

Horario Abierto: Horarios:Martes a Miércoles: 13:30 a 16:00 hrs. y 20:30 a 23:30 hrs.Jueves a Sábado: 13:30 a 16:00 hrs y 20:30 a 2:00 hrs.Domingo : de 13.30h a 16hLunes cerrado.

Horario Cierre: Cerrado Lunes Todo el dia y domingos por la noche

Horario Vacaciones: Mitad Agosoto: cerrado


Ubicación territorial

  • Mar
    Mar
  • Playa
    Playa
  • Centro
    Centro
  • Ayuntamiento
    Ayuntamiento
  • Ciudad
    Ciudad
  • Capital
    Capital
  • Puerto
    Puerto

Precios

  • Asequibles
    Asequibles
  • Caros
    Caros
  • Menú del día
    Menú del día
  • Menú para grupos
    Menú para grupos
  • Menú degustación
    Menú degustación
  • Menú festivo
    Menú festivo
  • Menú Navidad
    Menú Navidad
  • Menú Nochebuena
    Menú Nochebuena
  • Menú San Esteban
    Menú San Esteban
  • Menú Nochevieja
    Menú Nochevieja
  • Menú año nuevo
    Menú año nuevo
  • Menú San Valentín
    Menú San Valentín
  • Menú Halloween
    Menú Halloween
  • Menú
    Menú
  • Menú infantil
    Menú infantil
  • Menú típico
    Menú típico

Precio Medio Carta: De 30 a 40 € / persona

Menú del día: De 12 a 15 € / persona

Menú Festivo: No se ofrece

Menú Grupos: De 40 a 50 € / persona

Menú degustación: De 70 a 100 € / persona

Menú Noche: No se ofrece


Público ideal

  • Grupos
    Grupos
  • Empresas
    Empresas
  • Niños
    Niños
  • Familias
    Familias
  • Gente Joven
    Gente Joven
  • Turistas
    Turistas
  • Vegetarianos
    Vegetarianos
  • Eventos
    Eventos
  • Celebraciones
    Celebraciones
  • Cumpleaños
    Cumpleaños
  • Comuniones
    Comuniones
  • Bautizos
    Bautizos
  • Fiestas
    Fiestas
  • Parejas
    Parejas

Especialidades

  • Carne
    Carne
  • Pescado
    Pescado
  • Ensaladas
    Ensaladas
  • Tortilla
    Tortilla

Especialidades: Cómplice y acólito de las maneras de Karel Schröder, Fernando Poveda pone en la selección de las materias primas todo el mérito culinario del restaurante y su empeño en las cocciones sencillas, que ponen en valor la espectacularidad de las materias. Los proveedores son locales y de confianza, a excepción de algunos caprichos, como la ternera –de León–, o el Jamón Ibérico de Recebo –con mayúsculas por su excepcionalidad– procedente de Valle de los Pedroches, en Córdoba. La pasta es fresca, muy variada y se cuece al dente; las verduras, el pescado y el marisco se escogen personalmente cada día en los mercados proveedores. Y todo se hace al momento.
Los tartar de carne y de pescado forman parte de los platos más afamados del Café Kafka, algo que se explica porque tanto la carne como el pescado se pican a cuchillo, en la cocina del restaurante. Por el mismo motivo, una merluza se puede degustar en lomos, en medallones o en tronco, a gusto del cliente. El solomillo de ternera, con salsa de vino tinto y foie poêlé, o el solomillo de buey con alcachofas horneadas y patatas paille también son grandes éxitos, que conviven en la carta con platos sencillos como los huevos estrellados con virutas de ibérico o los corazones de alcachofa laminadas fritas con mostaza; platos que acercan la carta a todos los bolsillos y que son la clave del éxito de su ambiente que mezcla generaciones y diversidades.
Para los muy caprichosos se ofrece caviar iraní Beluga “000” o Chatka de Cangrejo ruso Imperial a precios muy razonables, y para antojos más sencillos queda el marisco, siempre vivo y según mercado, como las navajas, las almejas y ostras gallegas, la cigala y el bogavante. Pensando en fidelizar al cliente, los precios son justos y las raciones abundantes.
La selección de vinos tiene en cuenta a los grandes clásicos, igual que en los licores no faltan los mejores destilados.




© 2013 2019 - Tu guía en internet de Restaurantes

Fin de la sección Café Kafka - Barcelona